Giumbelé - Nelda Piña & La BOA (con Nidia Gongora)

abril 07, 2016

Foto: www.laboamusic.com



Desde un simple comentario en facebook, que anunciaba la poderosa unión entre una de las grandes cantaoras de Colombia, con un nuevo grupo joven de Afrobeat; con una de sus primeras presentaciones en el marco del festival iberoamericano de teatro, y con su primer EP, (y ni hablar del su álbum ANIMAL del 2015, uno de mis favoritos de ese año) quedé fascinado y encantado con Nelda Piña y La BOA, un grupo tan poderoso como encantador. Poderoso porque con cada canción (y más aún en vivo), logran hacerse sentir; mi 'parte' favorita de ellos, son esos tremendos y gigantes vientos. Además de tener bases claras y muy propias del Afrobeat, logran mezclas muy precisas y geniales con los ritmos colombo-caribeños; eso ha sido algo único, y demasiado preciso, me atrevo a decir, que han encontrado la clave, el eslabón perdido entre el Afrobeat, (o mejor dicho África) y todo lo que es la música colombiana. 
Ahora, llegan con Nidia, una mujer que encanta con su negra y hermosa voz; alguien que ha representado muy bien, hoy en día, todo la raza, la cultura y la música del pacifico colombiano y de la afrocolombianidad. La escuché a través de Quantic, (con quién casi siempre canta), y después, he venido siguiendo su voz, con Ondatropica, y Canalón de Timbiquí. 
La conexión, siempre estuvo; así que esta unión era inminente. Y nuevamente; sus vientos, retumban, se hacen sentir con la fuerza (incluso con más fuerza) que caracteriza a La B.O.A; aparece el Piano de la Selva, más conocido como La Marimba, y a esta canción sólo le falta la voz de Nelda Piña para que sea perfecta. El ritmo algo lento es una invitación a lo maritimo, quizá por su letra, pero esto inspira un atardecer en una canoa, andando por el mar pacifico, cerca de las playas de Chocó. La veces que he hablado de Nelda Piña & La BOA; siempre destaco, con manía, los instrumentos de vientos; y ahora, lo vuelvo a hacer; quizás porque ya hacía falta una canción nueva de ellos, o simplemente porque quizá tenga razón y estos vientos sean muy poderosos. 


Hablar propiamente de Afrobeat, y con la fuerza que ha tomado en el mundo (¡hay grupos de Afrobeat hasta en Noruega!; e incluso ya hay un festival dedicado a este 'género') ya es un poco dificil; pues muchas veces, las diferencias entres los muchos grupos (nuevos y/o viejos); son diferencias muy delgadas, las bases ritmicas son muy similares, o las mismas; y he ahí la especialidad de , y su gran trabajo por destacar, o por simplemente hacer algo que era casi obligatorio siendo colombianos (sea lo que sea que signifique ser colombiano); la tan aclamada, sobre-usada, pero casi siempre sorprendente 'fusión'; esto Afrobeat, negro, de África, claro; pero con oído y con identidad musicalmente colombiana. 


(Si... un 'medio' más hablando de esta canción. Pues, lo merece). (¿En qué reside el reconomiento musical? en cuantos medios hablen de ti, o en cuantos te escuchen?) 

You Might Also Like

0 comentarios