Segunda Muerte (2017) - MICO

julio 04, 2017



Muchas de las expresiones artísticas, creativas y demás tienen el objetivo de lograr cosas que en la vida común  y corriente  no podemos hacer; empezando por la imaginación, de ahí parte cada una de las idealizaciones y proyecciones de lo que quisiéramos hacer y ser; por ejemplo en el cine, volar, tener súper poderes, hacer justicia, etc.  Sin embargo, considero que cualquier arte tiene el mismo objetivo, a su modo. La música, que también parte de la imaginación está más inmersa en lo personal, emocional y sentimental; desde la canción más 'popera' hasta la más experimental del momento, todas las canciones, responden a momentos personales del compositor, a emociones y a sentimientos que ellas/os buscan expresar, ya sea por lo que generan en el oyente o porque la música es su única forma de desahogo. 

Alegría, tristeza, nostalgia, etc.; sentimientos que parecen sencillos pero que aun así para muchos son complicados de expresar y que sólo encuentran lo adecuado para expresarlos en canciones y en la música; sin embargo, como casi siempre la música va más allá de lo simple y de lo común, también expresa y responda sentimientos, emociones y pensamientos muy personales y muy complejos.

Algo que el cine logra visualmente (de una manera más sencilla, supongo), en muchas ocasiones la música lo logra con un detallado trabajo sonoro; y es ese sentimiento que -aunque neguemos porque solemos negar lo negativo que existe en nosotros- está inmerso en el ser humano, incluso me atrevo a decir que este sentimiento está dentro de cada ser vivo.
Por sobrevivencia, por naturaleza y por instinto somos salvajes y usamos la fuerza por ende somos violentos, usamos la violencia, la cual alimentamos y generamos con ira, rabia y furia.
Claramente, con el paso del tiempo esta manifestaciones dejaron de ser naturales y se supone que la ira, la rabia, la violencia, es algo momentáneo, una emoción producida por algo externo a nosotros mismos; pero ¿qué tal no fuese así? ¿Qué tal si realmente necesitamos de la ira, de la rabia, de la violencia? No necesariamente tenemos que estar llenos de 'buenos' sentimientos y emociones, ¿queremos equilibro? pues es necesario asumir que como un "lado positivo" tenemos un "lado negativo". 

No hablo de hacer daño, eso es otra cosa, eso en muchos casos es vacío, injusto y simplemente cobarde; hablo del desahogo, hablo de la necesidad de explotar, de al menos una vez destruir un objeto, destruir con un bate un televisor (satisfactorio muchas veces ¿no?) hablo de golpear una pared, una almohada, lo que sea o incluso, permitir un desahogo externo, por más curioso que suene, permitirnos ver  una película extremadamente violenta o escuchar música altamamente violenta, agresiva, fuerte y extrema. (Se supone que hay ciertos 'estudios' en los que afirman que el Metal y demás músicas extremas y fuertes tranquilizan a las personas porque estas permiten canalizar o igualar la ira). 

Es de las pocas veces que realmente he disfrutado algo tan violento, brutal y extremo; además de ese desahogo de la violencia y de la ira, 'Segunda muerte' fue un poco retador, es un propuesta que propone arriesgarse a algo a lo que muchos no estamos acostumbrados: desahogarse de una manera distinta, a través de lo que escuchamos, aun así igual de satisfactorio, sonido extremo, conceptos oscuros y de algún modo "negativos" y pura maldad. 
Y creo que esto sólo lo permite algo de muy buena calidad, es decir, algo que te lleva a sentir algo tan complejo es porque es de muy buena calidad, lo tengo que admitir no es fácil para el oído no acostumbrado (el mío) distinguir técnicas, formas, etc., en estas músicas.
Además de todo lo que me hizo deducir, pensar y sentir este álbum, sigue habiendo algo más que no logro descifrar, algo que a diferencia de otros trabajos similares o familiares al nuevo trabajo de MICO, me ha permitido adquirirle gusto, algo que no me hizo "huir" a la primera oída, sino, todo lo contrario, me hizo desear más. 
Nueve canciones, estruendosas, caóticas fuertes y extremas que con voces que inspiran furia, guitarras que cargan desesperación, y baterías veloces y explosivas me dejaron la satisfacción del desahogo de la violencia.


Favoritas / Recomendadas:

1 – Plaga

2 – Vórtice

3 – Resquicio

4 – Un agudo y prolongado rechinar

9 – Abismo fértil 


You Might Also Like

0 comentarios