El cielo (La casa del gato records, 2016) - Lolabúm

marzo 15, 2016


¿Por qué tan serios?

Para no irnos tan lejos, ¿la buena música, la música real, siempre tiene que ser seria?, cuando digo 'seria' quiero decir, ¿la música siempre debe tener contenidos muy técnicos, altamente profesionales, con sentidos sociales 'importantes', con temáticas políticas, sociales y hasta filosóficas, liricas bellas, poéticas y poco entendibles?; ¿sí? es eso lo que hace que la música buena, sea música buena y real. Si hacemos un recuento histórico, hasta hoy en día, me atrevo a decir, que las músicas que no contienen esta 'seriedad' son muchas más que la contienen. Pues desde que la música se convirtió en algo popular, mediático y comercial, esta seriedad a la que me refiero, en los principios de la música de medios, popular y comercial, ha sido poca o casi nula; con el tiempo, y se fue retomando cosas del inicio universal de la música, cosas conectadas con el espíritu y la expresión corporal, pero como digo, eso sucedió, retomando las cosas naturales de la música; ya más adelante con el paso del tiempo, el nacimiento de los movimientos sociales y políticos, varios músicos decidieron ser parte de esos caminos de la sociedad.
Pero la 'falta de seriedad' en la música siempre ha estado; ahora, encontramos de todo, encontramos canciones llenas de contenido político, social e incluso económico, así como podemos seguir encontrando canciones fuera de esta esferas sociales y 'serias'. Claro, eso es lo que ha movido la música más superficial, comercial y popular del mundo; lo que para mí es, música no real; y creo que con ejemplos claro me explicaré mejor, Nicki Minaj, Shakira, J Balvin, Justin Bieber, etc.
Yo, que considero estar más cerca de este otro lado de la música, o lo que he llamado 'música real', estuve creyendo que estas música más serias, más cercanas a lo que consiste la música naturalmente, fuera de la imagen, el show, lo mediático y el comercio; debían ser canciones con contenido social político, antropológico, y hasta filosófico; algo contestatarios, y siempre rebeldes. Ahora río un poco, y me doy cuenta de que esta seriedad nunca ha sido un elemento obligatorio, o indispensable para que la música sea mejor, o más real o simplemente diferente a lo de siempre; ni el mismísimo 'punk' estuvo lleno de temáticas serias, rebeldes, políticas, y demás; simplemente, en algunos casos eran burla, diversión, y ganas de ser tercos y llevar la contraria. Y por qué no, en esas mismas creaciones musicales con 'poca seriedad' también hay respuestas contestatarias, rebeldes y claramente diferentes a todo; pues a veces tanta seriedad sólo es pretensión y altruismo.

Ah, la buena falta de seriedad siempre es buena, es decir, esas ganas de hacer algo con gusto, sin necesidad de pretensiones falsas, o sin esforzados intentos de hacer muy perfecto, muchas veces se torna divertido, interesante y bastante agradable; nunca esta demás lo poco serio, lo incorrectamente político.

Lolabúm, es eso para mí, el recuerdo que de lo bueno, lo real, no siempre tiene que ser, tan Sico rígido, tan estricto ni mucho menos tan serio, y que ahí, en 11 canciones, divertidas canciones, que no sé cómo logran quedarse impregnadas en mi mente, (quizás por sus curiosas liricas, "tirarerero derereo") y que además me insistan a moverme con desenfreno;  también hay gusto y amor por la música, que es lo que buscamos, queremos y entendemos que debe ser la música de verdad.



Favoritas/Recomendadas: 

1 - Trabilla 
2 - Animales mal disecados 
4 - Nuevo barrios viejos 
6 - Qué asco de sábado 
8 - Ventanas 

11 - Crystal 

You Might Also Like

0 comentarios