Rock Al Parque 2016: Lo vivido.

julio 06, 2016




Fotos por:



El Rock Al Parque recientemente vivido, dentro de lo que me ha dejado para decir, me ha permitido pensar un aspecto general sobre los festivales de música; con lo que empezaré a continuación.
Un festival de música se vive desde los detalles menos musicales, como las largas filas donde el momento que uno espera, se hace sentir con más ansias, donde se tiene la oportunidad de compartir con otras personas conocer y darse cuenta que, también quieren escuchar y ver lo que tú, lo que uno, lo que la otra persona también quiere, donde uno, incluso, tiene un gran momento para pensar sobre lo que va a vivir; las requisas, que (en este caso) considero algo necesarias, y que en este Rock Al Parque, evidencié que, la policía, quienes requisan, empieza a ver que cada vez somos más respetuosos, y así, nosotros, los requisados, sentimos que la rigurosidad de las requisas también se reduce un poco, (o al menos eso percibí); ese hermoso momento que pasas las filas e ingresas al festival, donde empiezan los olores, colores, y sonidos; los demás 'sitios' que ofrecen los festivales, zonas de comida, zonas de entretenimiento diferentes a los escenarios musicales (aunque sea algo netamente para la publicidad de las marcas patrocinadoras); ver y de algún modo, admirar, a las personas, -artistas y demás asistentes- que son capaces de lo que uno no es capaz, (¡andar sin camiseta a las 9:00 p.m. en un frío bogotano!); el clima, que muchas veces parece apropiarse y adecuarse a la música en vivo. (Escuchar 'Resiste' de la Banda Conmoción con una leve lluvia...). Y claramente, vivir lo que más esperamos, lo musical.
Claro, cada festival de música tiene sus propios y únicos detalles, y sus propias dinámicas; sin embargo, entre sí comparten varias similitudes generales.

Expresaré a continuación de manera un poco personal, lo vivido, lo vivido por mí, en esta reciente edición de Rock Al Parque.

Rock Al Parque XXII, inició en su segundo día, el Domingo 3 de Julio.
Sin la inicial intención de ir a escucharla y verla, estuve presente en la presentación de Elsa y Elmar; sin conocer mucho de su música, sinceramente, sin ser un oyente cercano a su música; algo logró agradarme de su presentación el festival; y tengo que decirlo, no fueron netamente las presentaciones de su canciones en vivo; sino la actitud de la chica, una actitud contagiosamente carismatica y alegre; Elsa (o la chica al frente de este grupo), notablemente 'novata' y 'perseguida' por los comentarios cliché, sobre el "Rock" en Rock Al Parque, logró hacerle frente a todo eso, y demostrarle lo alegre y dulce que es su música, y que de eso también puede tratar el rock.

De este segundo día;  con un álbum que aún no deja de sorprenderme y del cual seguiré hablando bien hasta el fin de los días; o hasta que se superen asi mismos. Esperaba con muchas ganas a Bestiario. (Los he intendo escuchar en vivo varias veces).
Llegué aproximadamente, a, un poco más de la mitad de su show; y no fue lo que esperaba, y no sé si en esto se deba buscar algo así como un responsable; o quizás fue mi llegada y mi presencia en su show, desde un punto algo lejano, que no me permitía escucharlos como esperaba; sentí que algo les faltaba, sentí que sus instrumentos y voces principales estaban algo ausentes en el sonido; más no en el escenario; pues estos chicos, allá estaban dándolo todo. Hecho del cual pensé, quizás Bestiario, y como ellos mismos lo dicen, 'para ellos su mejor escenario son las calles'; yo creo que no sólo las calles, sino, un espacio donde se esté más cerca a ellos y donde el sonido de sus bandolinas, banjos, washboard, no necesite amplificación o mas arreglo sonoro. Sin embargo, aún así, pude sentirme satisfecho gritando, "...¡Este infierno, acaba de empezar!..."

Con el sol cayendo, y la llegada de una suave y fría lluvia; llegó la agrupación orgullosamente del sur de Colombia, Bambarabanda; quienes adecuaron propiciamente el ambiente, el escenario para lo que se venía después de ellos. la gran, Banda Conmoción,



Una de las presentaciones que más esperaba, y que desde aquellos tiempos en los que estuve cercano y recibiendo mucho de RebelSounds; no pensé que los llegará a ver en vivo y menos en un RaP. Resalto RebelSounds, porque a través de ellos conoci a la Banda Conmoción y que además comparten un hermoso y poderoso sentimiento de latinoamericano.
Su llegada no podía ser más esperada, enterandome de, y viendo sus presentaciones en el Festival Nacional de Porro de San Pelayo; donde no sólo dieron presentaciones grandiosas sino, conectaron con los demás grupos tradicionales de este festival. Viendo eso (por redes), contaba las horas para escuchar, ver y sentir a la gran Banda Conmoción.

Aproximadamente unos 16, 20 músicos en escena; trajes, disfraces y vestidos impecables, alegría que llegaba a metros de distancia, y música que expresó lucha, fiesta, baile, resistencia, vida, recuerdo, presencia, y fuerza latinoamericana.
Una presentación con todo eso, que me enseñó, que me mostró una precisa y emotiva representación de lo que puede significar Latinoamerica simbólicamente, a través de la música; colores, bailes, y de nuevo, RESISTENCIA.



Toda la presentación, impecable, hermosa, muy sentida y sabrosa; pero hubo momentos específicos, en los que me sentí mucho más conmovido. Uno, el momento en que varios de los músicos sacaron unas pequeñas flautas, la luz tornó en un azul oscuro, y con una especie de Marcha, entonaron y se hicieron sentir sus vientos y tambores pidiendo por la lucha Mapuche. Qué momento tan hermoso, ¡arriba los puños!
Otro momento que se quedará en mi memoria, fue cuando uno de los artistas representó a un llamando 'chinchinero' un personaje que carga un tambor y unos platillos en su espalda, mientras los demás músicos y personajes de la Banda, lo acompañaban y lo animaban aún más; ¡qué momento más feliz! Y obviamente, cuando escuché 'Resiste', una de mis canciones favoritas; no pude evitar saltar como nunca.





Viendo y tratando de 'entender' a Napalm Death desde lejos, nos despedimos de ese segundo día de Rock Al Parque.


El tercer y (desafortunadamente) último día de esta fiesta de la música tenía que llegar. Tanto esperar para que acabe brevemente...

Llegamos en preciso a la mitad de la presentación de Los Nastys, uno de mis recomendados; y así fue, simple y sencillo, rock divertido para saltar y saltar.
Este día fue algo diferente; pues claramente, esperaba ver y escuchar a nuestros recomendados; Burning Caravan, Easy Easy, Todos Tus Muertos y otros; pero decidimos aprovechar la 'comodidad' y la oportunidad de estar al frente del escenario, y esperar por las que más esperábamos; Deafheaven y Baroness. Las cuales, creo, fueron los grupos más grandes y 'destacables' y sorprendentes del LineUp de este Rock Al Parque. .

Estando allí en el famoso escenario BIO (digo 'famoso', porque considero que cada escenario, en Rock Al Parque, es un especio practicamente distinto y que tiene su propia dinamica e historia), vi la presentación de un grupo llamado Southern Roots; tenían una muy buena armónica...

Seguidos, uno de los más esperados, no sólo por mi, sino por muchos más y muchos más seguidores de ellos; Sinergia, quienes increíblemente se presentaban en RaP, por primera vez (¡aún no lo creo!).
Y, demostraron porque merecían ser invitados hace mucho; demostraron que acá hace muchos los siguen los quieren, y los escuchan hace mucho.
Y qué mejor para un festival de 'Rock' que un banda que con Rock, se burla del metal y del mismo Rock. Geniales.

Aprendí que al estar en un sólo escenario, en un festival con varios escenarios, debes estar algo preparado, porque, lógicamente no todo nos gusta; y así sabiendo eso, la decisión de quedarme para esperar a Deafheaven y Baroness; 'arriesgando' Burning Caravan, Easy Easy y otros, fue muy difícil; esperamos tener otra oportunidad. En serio.

Una hora más para esperar, una hora más para pensar, mientras se presentaba Ikarus Falling; pensar que, quizás hay mejores grupos en la ciudad, pensar lo que sucede con el Metal nacional actualmente, pensar e intentar entender las dinámicas del Metal más extremo, y así, una serie de pensamiento y afirmaciones al respecto, hasta la llegada uno de los grupos más esperados; Deafheaven.



Qué gran voz, qué tremenda actitud la de ese vocalista. Esa fue mi primera e inmediata reacción escuchado y viendo a Deafheaven.
Esa actitud que expresa mucho sentimiento y emoción por su propia música, sus propias líricas, y su propia voz.
A pesar de no ser muy cercano al sonido de Deafheven, tiene algo muy atractivo y muy contudente que me deja sorprendido; su calidad y su nueva y llamativa e incluso cuestionada nueva forma de expresar uno de las tendencias del Metal más extremo. Una mezcla precisa, entre lo melódico, lo gutural, y la alta velocidad y distorsión.




El tiempo se hacía más corto, y el momento más cerca. Baroness cada vez más cerca. Lo que más esperaba de este Rock Al Parque.

Energía, poder, y conexión.
¡Qué tremenda energía musical, rock, metal, o en lo que esté encasillada cada canción y álbum de Baroness, qué poderoso!
Sigo insistiendo, esta presentación, fue toda una descarga de energía y de furia emocional en vivo; increíblemente fueron pocas las veces que paré de agitar la cabeza, aún me duele el cuello.
A pesar, de la lejanía entre el público y Baroness; así como lo expresaron "deberíamos estar más cerca, para una comunicación más facil", sin embargo, Baroness, superó toda barrera y separación, enorme separación (por los nosécuantos metros que tiene la zona de prensa), con gritos y exclamaciones de emoción entre el público y Baroness.
No sentí que en Baroness hubiera algo así como un 'frontman', percibí que cada uno de los integrantes es entregado a través de su instrumento con el público y con la música que tocan.


Un Baroness muy agradecido con todos, con el espacio, con los organizadores y con su publico; nos llevó a ese viaje de colores, (Red, Blue, Yellow & Green y Purple), con su canciones más poderosas y sí, las más esperadas; es increible, aún, y quizá digo esto por lo 'enamorado' que estoy de la música de Baroness, la manera tan impecable y poderosa como sonaron.  ¿Querían 'Rock'? Baroness dió catedra en lo que conocemos como Metal y Rock.



El cierre lo hizo uno de los grandes de lo que conocemos como Metal y del Rock en general; Suicidal Tendencies, con uno de los mejores bateristas del Metal, el gran Dave Lombardo, demostrando, ambos, lo mejor de sí para un cierre, que incluso a ellos aún sorprende.

Alejandome de la edición XXII de Rock Al Parque, escuchando un poco a Suicidal Tendencies, recordando los días de busqueda música que me llevaron a lo que conocemos como Thrash Metal; y viendo con emoción, uno de los mejores 'wall of death' con la muy veloz y dura, Cyco Vision.
Elegante y apropiada forma de culminar con uno de nuestros festivales más queridos.

Un Rock Al Parque con 22 años que aún lucha por mantener las bases, los conceptos con los que empezó y que así mismo lucha por integrar lo nuevo.
Un Rock Al Parque XXII que destacó nuevamente la variedad de géneros; o, que mejor dicho, nuevamente buscó establecer que eso de los géneros ya no debe ser el limite de todas las músicas, que el rock puede tener de todo y todo lo demás puede tener eso que conocemos como rock.
Un Rock Al Parque del 2016, que busca aún, resaltar los mejores y emergentes grupos, artistas, de la ciudad, (aunque a veces parezca algo sesgado).
Un Rock Al Parque que es capaz de demostrar que no es un simple festival gratuito, y que demostró que es capaz de traer no sólo 'viejas leyendas del rock' sino emergentes y grandes del Rock y del Metal, como lo acaba de hacer con Deafheaven y Baroness.

Que siga creciendo, viviendo y existiendo una de las mejores ferias y fiestas de Bogotá, que tanto le debemos.



Bienvenidos a nuestro oídos
Escuchen y lean. 





You Might Also Like

0 comentarios